Asociación Médica Latinoamericana de Rehabilitación

Asma bronquial: Evidencia de intervenciones en Rehabilitación respiratoria

El asma es un trastorno común caracterizado por la inflamación y el estrechamiento de las vías respiratorias, que puede dar lugar a síntomas intermitentes de sibilancias, tos y opresión torácica, limitando las actividades de la vida cotidiana.

La limitación del flujo de aire espiratorio, el cierre prematuro de las vías respiratorias pequeñas, la actividad de músculos inspiratorios al final de la espiración y el compliance pulmonar reducido pueden conducir a una hiperinflación pulmonar, generando modificación de la arquitectura torácica, acortando los músculos inspiratorios y dejándolos en una posición subóptima. En este sentido, se han descrito ejercicios respiratorios como tratamiento complementario al farmacológico.

Además, se ha observado que este grupo de pacientes pueden mostrar menor tolerancia al ejercicio debido al empeoramiento de los síntomas cuando realizan ejercicios, o a otros motivos como la falta de una buena condición física. Es así, que se han diseñado programas de entrenamiento físico a fin de mejorar su condición física, coordinación neuromuscular y seguridad en sí mismos.

A continuación, les detallo algunas conclusiones de Revisiones sistemáticas de ensayos clínicos controlados de la biblioteca Cochrane Rehabilitation, en cuanto a intervenciones en Rehabilitación Respiratoria en pacientes con Asma bronquial:

EJERCICIOS RESPIRATORIOS: se han utilizado ampliamente en todo el mundo como tratamiento complementario al tratamiento farmacológico. En niños, no se pudieron extraer conclusiones confiables ya que los ejercicios de respiración formaban parte de un paquete de atención y no podían evaluarse por sí mismos, además de deficiencias metodológicas de los estudios. (https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD011017.pub2/full)

En adultos, pese a que en  ensayos individuales, se informaron efectos positivos de los ejercicios respiratorios, dadas las diferencias metodológicas entre los estudios incluidos y la información deficiente de los aspectos metodológicos no se pudieron establecer conclusiones confiables. Sin embargo, las tendencias a la mejoría son alentadoras, por lo que se requieren estudios adicionales.(https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD001277.pub3/full/es#CD001277-abs-0002)

ENTRENAMIENTO MUSCULAR INSPIRATORIO: se ha descrito que un aumento en el área de la sección transversal de los músculos inspiratorios causada por la hipertrofia podría compensar el debilitamiento funcional inducido por la hiperinflación. Sin embargo, en los estudios realizados, hubo diferencias en el protocolo de entrenamiento, duración de las sesiones y de la intervención; por lo que no se encontró evidencia concluyente. (https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD003792.pub2/full)

ENTRENAMIENTO FÍSICO: en pacientes de 8 años o más, que realizaron entrenamiento físico durante al menos, 20 minutos, 2 veces por semana, y 4 semanas, se encontró que fue bien tolerado, produjo una mejoría significativa en la captación máxima de oxígeno, mejoró la condición cardiopulmonar y mostró algunos efectos positivos en cuanto a la calidad de vida relacionada con la salud. (https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD001116.pub4/full/es#CD001116-abs-0002)

EJERCICIOS ACUÁTICOS EN ADULTOS: Se cree que ofrecen beneficios a través del aire libre de polen, la humedad y los efectos del ejercicio sobre la función física. Sin embargo, en la evidencia, comparado con la atención habitual, ejercicios sobre una superficie, ningún ejercicio, no se observaron diferencias claras, dado la baja calidad de los estudios. Por lo tanto, aún no se conocen los efectos de los ejercicios acuáticos para los adultos con asma. (https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD010456.pub2/full/es#CD010456-abs-0002)

TRATAMIENTO MANUAL: se describe como técnicas que procuran aumentar el movimiento en la caja costal y la columna vertebral (golpeteos torácicos, estremecimiento, vibración y posturas) para tratar y mejorar el trabajo pulmonar y de la circulación, y así ayudar a remover y expulsar la flema con la tos. No obstante, no hay suficientes pruebas provenientes de ensayos que muestren que cualquiera de estos tratamientos puedan mejorar los síntomas y se necesita más investigación. (https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD001002.pub2/full/es#CD001002-abs-0002)

(Foto: Web Mujer ANTONIOGUILLEM/ISTOCK/THINKSTOCK)

No Comments :

Deja un comentario :

* Your email address will not be published.

* Your email address will not be published.