Evaluación de los efectos de un programa de entrenamiento de la marcha con estímulos visuales en personas con enfermedad de Parkinson: su repercusión funcional y en la calidad de vida relacionada a la salud

Autores: PEÑA Iliana, SANTOS Darío, GALLARDO Pedro, CAMAROT Teresa

Las personas con Enfermedad de Parkinson (EP) desarrollan considerables trastornos de la marcha. Clínicamente presentan “arritmocinesis”, disminuye la velocidad de la marcha y tienen alto riesgo de caídas; siendo la marcha considerada por varios autores como “sexto signo vital”.  Mejorar el patrón de marcha, es un objetivo primordial en rehabilitación; mantenerlo en el tiempo y fuera de un ambiente hospitalario permitiría una mejoría funcional y en la calidad de vida relacionada con salud (CVRS). Se han utilizado diversos estímulos externos (visuales, auditivos) como guía, con variados resultados.

Objetivo: Evaluar los efectos de un programa de entrenamiento de la marcha, protocolizado e individualizado, utilizando señalización visual (líneas en el  suelo), en pacientes con EP.

Métodos: Se incluyeron pacientes de ambos sexos con EP en estadio 2,5 o 3 de Hoehn y Yahr. El entrenamiento se realiza en condiciones de laboratorio por 12 sesiones y continúa con un programa domiciliario; ambos de complejidad creciente que permitieran crear y luego automatizar un nuevo patrón de marcha, que fuera más seguro y cercano a condiciones fisiológicas. Se utilizó un protocolo de entrenamiento que fue diseñado especialmente para este estudio. Se analizan los resultados de esta intervención en función de su impacto sobre los parámetros espacio-temporales de la marcha; en condiciones basales, sin colocar los estímulos visuales (líneas guía) utilizando Equipo de Cinemetría  con sistema de captura del movimiento 3D VICON®. Para medir cambios en la CVRS se aplicó del escala PDQ39 (modulo movilidad) Estas evaluaciones se realizaron en 3 instancias (pre, post y al mes del entrenamiento)

Resultados: n=10, edad promedio de 72.1 años, (6 hombres y 4 mujeres).  Al término de las  12 sesiones, en todo el grupo se observó un aumento significativo de la longitud del paso, con un aumento en la media de la velocidad de marcha de 0,1 m/s que se mantuvo al realizar los controles al mes de finalizado el mismo, además se observó una tendencia a la disminución de la variabilidad de las variables espacio temporales (arritmocinesis). La percepción que los usuarios en su CVRS; mostró mejoría significativa luego del entrenamiento y al mes de finalizado el mismo.

Conclusiones: Encontramos que este programa de entrenamiento individualizado y protocolizado con guías visuales y su continuidad en domicilio, mejora la velocidad de la marcha a expensas de la longitud del paso, y además se relaciona con una mejor percepción de la CVRS, luego de 1 mes de finalizado.

No Comments :

Deja un comentario :

* Your email address will not be published.

* Your email address will not be published.