Asociación Médica Latinoamericana de Rehabilitación

Parálisis Cerebral: importancia de la implementación de guías diagnósticas tempranas.

Implementation of Early Diagnosis and Intervention Guidelines for Cerebral Palsy in a High-Risk Infant Follow-Up Clinic.

Rachel Byrne PT. Garey Noritz MD. Nathalie L. MD PhD.

La parálisis cerebral es la condición de discapacidad en la infancia más común diagnosticada a nivel mundial. Las lesiones se generan desde el periodo prenatal y perinatal. Es por ello que cuanto más temprano se realicen las intervenciones, mejor pronóstico y menores complicaciones se tendrán ya que es cuando se da la mayor plasticidad cerebral. El retraso en el diagnostico se ha asociado con peor función y participación, una insatisfacción de parte de los padres y cuidadores y mayores tasas de condiciones médicas y mentales para los mismos incluidas la depresión.

Es por ello que este articulo realiza una propuesta de protocolo o guías para la detección e intervención temprana en parálisis cerebral basado en la evidencia.

Es importante recalcar que a la edad de 3-4 meses de edad corregida se puede aplicar el término de “alto-riesgo de parálisis cerebral”, es una categoría en el cual el paciente aun no recibe el diagnóstico definitivo pero debido a la variedad de factores clínicos, hallazgos de neuroimagen y las herramientas aplicadas estandarizadas el paciente tiene un 95% de probabilidad de desarrollar parálisis cerebral en los años siguientes.

La implementación de la guía mejoró el promedio de edad de la realización del diagnóstico de parálisis cerebral. Pasó de 18 meses a 13 meses siendo esto estadísticamente significativo. La valoración de los pacientes a los 3-4 meses aumentó, ya que se les dio énfasis a estas visitas para poder realizar Movimientos Generales y el examen neurológico: HINE. Esto mejoró en que los padres sintieran que se había optimizado la terapia de sus familiares antes del año de edad, se dieron intervenciones en rehabilitación más efectivas y se demostró la importancia de hacer una detección temprana.

Este estudio demuestra que aplicar una guía para la detección temprana de parálisis cerebral es efectiva para: agendar citas a temprana edad de los pacientes salidos de una unidad de neonatos y poder ser valorados a los 3-4 meses de edad mediante las herramientas clínicas de HINE y Movimientos generales. Mejorar la edad del diagnóstico y así hacer intervenciones en rehabilitación y con las familias de forma más oportunas.

Es importante que los especialistas se formen y se certifiquen en la práctica de movimientos generales, así como en realizar de forma más frecuente el examen neurológico de Hammersmith, cuanto más se practique más confianza adquieren los profesionales que lo apliquen en el día a día, principalmente en las unidades neonatales.

No Comments :

Deja un comentario :

* Your email address will not be published.

* Your email address will not be published.