"Intervenciones del ejercicio físico sobre la función cognitiva en adultos mayores de 50 años"

Los estilos de vida saludables incluyen a la práctica del ejercicio físico en busca de la mejoría del nivel funcional global de la persona, más aún tratándose de un factor modificable; sin embargo, existe controversia, por falta de estudios metodológicamente concluyentes, acerca de su influencia sobre la función cognitiva. Teniendo en cuenta que a medida que aumenta la edad, la función cognitiva disminuye, resulta imperiosa la necesidad de establecer mecanismos accesibles y adaptables para esta población. En esta revisión sistemática con metaanálisis de Northey et al (2018), se busca determinar si el ejercicio físico (tomando en cuenta sus variables de prescripción) es efectivo en la mejoría de la función cognitiva.

Según este estudio, las intervenciones de ejercicio físico mejoraron significativamente la función cognitiva en adultos mayores de 50 años, independientemente del estado cognitivo inicial. Estas intervenciones incluyeron ejercicio aeróbico, entrenamiento de resistencia y Tai Chi, prescritos de forma aislada o combinada, mostrando mayores mejorías aquellas con una duración mínima de 45 minutos y de intensidad moderada a vigorosa, tantos días a la semana como sea posible, e individualizada.

Dada la prevalencia de inactividad física y la creciente proporción de adultos mayores en nuestras poblaciones, el ejercicio físico se convierte en un pilar humano modificable, por lo que se requieren más ensayos aleatorios y controlados de alta calidad para confirmar los beneficios del ejercicio físico (tomando en cuenta sus variables de prescripción) que se muestran en este estudio.

Fuente: Northey JM, et al. Br J Sports Med 2018;52:154–160.
DOI: 10.1136/bjsports-2016-096587

No Comments :

Deja un comentario :

* Your email address will not be published.

* Your email address will not be published.