Sindrome centromedular secundario a lesión por explosión posterior a herida por proyectil de arma de fuego a la médula: reporte de caso y revisión de literatura

Se entiende por lesión medular a todo proceso patológico, de cualquier etiología, que afecta a la médula espinal y puede originar alteraciones de la función motora, sensitiva y autonómica por debajo del nivel de la lesión.

Sd. Centromedular: Es el síndrome  más común de la clínica, se ve a menudo en individuos con subyacente espondilosis cervical que sufren una lesión de hiperextensión (Más comúnmente de una caída); y puede ocurrir con o sin fracturas y luxaciones. Está clínicamente presente como una lesión incompleta con mayor debilidad en las extremidades superiores que en las extremidades inferiores y variabilidad en la pérdida sensitiva.

Entre 250,000 y 500,000 personas sufren cada año en todo el mundo lesiones medulares. Se estima que la incidencia anual de lesión medular en los Estados Unidos es de aproximadamente 40 por millón de habitantes, lo que equivale a 12.000 nuevos casos por año. Los mecanismos de lesiones de la médula espinal son, en orden de frecuencia: accidentes automovilísticos (42%), caídas (27%), actos relacionados con la violencia (15%), lesiones deportivas (8%), otras causas (9%).

En Honduras en cambio los estudios de caracterización clínico epidemiológico del 2007 y 2009 reportan a la violencia como la causa más frecuente en un 42% y de ellas la herida por arma de fuego la más común, en segundo lugar las caídas 18 %, y  en último lugar los accidente de tránsito 13 %.

En el presente estudio, se expone un caso clínico de un paciente adulto joven con Síndrome Centromedular secundario a herida por arma de fuego, sin evidencia de estenosis de canal central o con fragmentos de bala/hueso. A pesar de que el síndrome centromedular es el más común de todos los síndromes medulares, tiene pocos reportes en la literatura, y antes de este estudio, no había alguno que presentara un caso de lesión centromedular secundario a herida por arma de fuego que no tenga evidencia de estenosis de canal central. Además, muestra un práctico algoritmo de manejo para lesiones medulares de origen traumático y demuestra un pronóstico favorable en la recuperación de la sensibilidad, vejiga, intestino, función motora gruesa y deambulación, pero la recuperación de las habilidades motoras finas puede ser menos favorable.

Articulo disponible en:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5352673/

Reseña escrita por: Dra. Paola Ochoa Urbina (Residente Universidad Nacional Autonoma de Honduras

No Comments :

Deja un comentario :

* Your email address will not be published.

* Your email address will not be published.