Efectos de la intervención de un modelo de rehabilitación basado en el ejercicio sobre la soledad y las conductas saludables de adolescentes con autismo.

Wenxin Xu, Zijian Zhao, Mengjuan Ceng y Jiwei Yao.

El autismo es un trastorno del neurodesarrollo que se origina en la primera infancia. El desarrollo del autismo en la adolescencia presenta características peculiares dado los cambios fisiológicos, cognitivos, emocionales y en la comunicación social que ocurren en este período. Se ha verificado que la terapia de juego propuesta por Chen et al. (2016) tiene un efecto positivo en los trastornos de la comunicación no verbal, social y emocional en pacientes autistas.  En este estudio, se utilizó el modelo de rehabilitación basada en el ejercicio para intervenir en adolescentes con autismo con el fin de proporcionar una referencia de intervención terapéutica de autismo en adolescentes.  Un total de 116 niños con autismo diagnosticados en el departamento de salud mental del Primer, Segundo y Tercer hospital Afiliado de la universidad Médica de Fujian en la provincia de Fujian fueron seleccionados  los participantes de enero a septiembre de 2017, divididos al azar en el grupo experimental con 52 miembros y el grupo control con 54 miembros,  82 hombres y 24 mujeres con edades promedio de 15,5 ± 5,1 y 14,8 ± 6,1 años, respectivamente.

Método de intervención para el grupo control fue tratado durante 4 meses de acuerdo con el modelo de educación convencional del Centro de Rehabilitación de Autismo.  Método de intervención para el grupo experimental fue manteniendo el modelo de educación convencional y un modelo de intervención de rehabilitación basado en ejercicios por 4 meses, tres veces por semana, con sesiones de 1,5 horas, basado en: 1) Programa de ejercicio con el principio básico de la intervención conductual, 2) Programa de control médico, 3) Programa de intervención psicológica

En cuanto a los instrumentos se utilizó: 1) Escala de Autismo Infantil (CARS) compuesto por 15 subescalas, el puntaje de CARS oscila entre 15-60 puntos. Si el puntaje del participante es menor a 30, esto indica que no tiene autismo; entre 30 y 36, demuestra una tendencia al autismo; y ≥37, se dice que el participante tiene autismo, 2) Lista de Control para la Evaluación de Tratamientos de Autismo (ATEC) tiene 77 ítems clasificados en cuatro subescalas: (I) habla / lenguaje/comunicación, (II) socialización, (III) sentimiento/cognición/conciencia y (IV) salud / cuerpo/comportamiento.  La escala se usa principalmente para evaluar los efectos de una intervención antes y después del tratamiento, 3) Lista de chequeo de conductas autistas (ABC) incluye 57 características incluidos cinco aspectos: capacidad sensorial (S), capacidad relacional (R), capacidad corporal (B ), habilidad del lenguaje (L) y capacidad de autocuidado (S). Se obtiene la suma de los ítems “Sí”, donde una puntuación de ≥31 indica el límite de detección de autismo, y > 53 es el límite de diagnóstico de autismo. 4) POLAR,  monitoreo sobre la velocidad y la distancia. Los resultados obtenidos muestran que el modelo de intervención de rehabilitación basada en el ejercicio tiene un mejor efecto en el alivio de la soledad de los adolescentes autistas, produce mejores efectos en la conducta en relación al modelo de tratamiento convencional.

Disponible en:

https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6574543

JEFE DE RESIDENTES// MEDICINA FÍSICA Y REHABILITACIÓN// INSTITUTO BOLIVIANO DE REHABILITACIÓN - CNS

No Comments :

Deja un comentario :

* Your email address will not be published.

* Your email address will not be published.