Riesgo de Desarrollo de Úlceras por Presión en Lesión Medular

La aparición de úlceras por presión tras una lesión medular es una complicación común y grave. La presentación de éstas trae consecuencias económicas, sobre la calidad de vida del paciente y sobre su mortalidad. El riesgo de desarrollar una úlcera por presión comienza temprano tras la lesión medular y persiste durante todo el proceso de rehabilitación intrahospitalaria. En comparación a otras poblaciones, los pacientes con lesión medular presentan la incidencia más alta de úlceras por presión durante la estadía hospitalaria, la cual oscila entre un 10 y 48%. Además, al desarrollarlas, tienen peores resultados de rehabilitación y estadías más largas.

En el último número de la revista de rehabilitación Archives of Physical Medicine and Rehabilitation, Heather M. Flett et. al. analizaron de forma retrospectiva la utilidad de distintas escalas para determinar el riesgo de desarrollo de úlceras por presión en lesionados medulares al momento de admisión a rehabilitación intrahospitalaria en el artículo: Determining Pressure Injury Risk on Admission to Inpatient Spinal Cord Injury Rehabilitation: A Comparison of the FIM, Spinal Cord Injury Pressure Ulcer Scale, and Braden Scale. Estudio cuyo resumen se describe a continuación.

Objetivo: Determinar la utilidad de la aplicación de la escalas Spinal Cord Injury Pressure Ulcer Scale (SCIPUS), Escala de Braden y FIM para identificar los individuos en riesgo de desarrollar úlceras por presión durante la rehabilitación intrahospitalaria. Diseño del estudio: Cohorte retrospectiva obtenida de dos centros terciarios de rehabilitación. Participantes: Individuos con diagnóstico de lesión medular que participaron en rehabilitación intrahospitalaria (N=754). Principales medidas registradas: Se reportaron datos de sensibilidad, especificidad, valor predictivo positivo, valor predictivo negativo, falsos negativos, odds ratio, likelihood ratio y área bajo la curva (AUC). Resultados: Ni el puntaje total de la escala SCIPUS ni sus ítems individuales demostraron una precisión aceptable para determinar riesgo (AUC>0.7), sin embargo la escala de Braden (0.73) y el puntaje FIM, si lo hicieron (0.74). Luego los ítems de las escalas Braden y FIM fueron dicotomizados en categorías de alto y bajo riesgo obteniendo 1 ítem de alto riesgo en la escala de Braden (fricción y roce) y 5 ítems en la escala FIM (bañarse, manejo vesical e intestinal, transferencia cama/silla, transferencia a tina o ducha y transferencia al WC). Además la subescala de Transferencias FIM, el dominio Motor FIM y el instrumento FIM completo, resultaron determinantes de riesgo con un AUC >0.7 y valores predictivos negativos >0.95. De ellos, el puntaje FIM para transferencia cama/silla demostró el likelihood ratio más alto (2.62) siendo la medida más promisoria para determinar el riesgo de úlceras por presión en pacientes con lesión medular.

Con estos resultados los autores concluyen que un puntaje FIM para transferencia cama/silla de 1 punto (total asistencia) puede identificar pacientes en riesgo con una mayor presición que las escalas SCIPUS y Braden, considerando además que el cálculo de este puntaje puede ser determinado rápidamente al momento de admisión a un costo clínico y administrativo mínimo.

Artículo completo: https://doi.org/10.1016/j.apmr.2019.04.004

Reseña escrita por Dra. Constanza Leal (Residente Universidad de Chile)

No Comments :

Deja un comentario :

* Your email address will not be published.

* Your email address will not be published.