Entrenamiento físico durante las sesiones de hemodiálisis: beneficios físicos y bioquímicos.

Autores: Torres E, y col.

La inflamación crónica, el desgaste energético de las proteínas y el mal funcionamiento físico son altamente prevalentes entre los pacientes con enfermedad renal crónica (ERC). Estos factores están asociados con la discapacidad y el aumento del riesgo cardiovascular. El objetivo de este estudio es evaluar los efectos del entrenamiento físico durante las sesiones de hemodiálisis (HD) sobre el funcionamiento físico, la composición corporal y el estado nutricional e inflamatorio.

MÉTODOS: Realizamos un estudio prospectivo de intervención que incluyó pacientes en terapia prevalente de HD. Los pacientes fueron evaluados en la visita inicial por especialistas en rehabilitación y fisioterapia y el programa de ejercicios se adaptó a la capacidad física de cada paciente. Además de los datos demográficos, clínicos, de composición corporal y de capacidad funcional, se obtuvieron marcadores séricos con respecto al estado nutricional e inflamatorio al inicio del estudio y después de 3 meses de entrenamiento físico.

RESULTADOS: Observamos una mejoría significativa después de un seguimiento de 3 meses en la capacidad funcional [prueba de caminata de 6 metros (6MWT) (403.15 ± 105.4 vs 431.81 ± 115.5 metros, p <0.001), repeticiones de sentarse a pararse en 30 segundos (12,2 ± 4,2 frente a 14,1 ± 5,0 repeticiones, p = 0,003) y dinamometría (24,5 ± 11,9 frente a 29,5 ± 12,5 kg, p <0,001)], composición corporal con aumento del índice de masa corporal (IMC) (23,7 ± 4,4 frente a 24,1 ± 4.7Kg / m2, p = 0.01) a expensas del índice de tejido magro (LTI) (14.9 ± 3.7 vs 16.2 ± 2.9Kg / m2, p = 0.038) y los parámetros lipídicos con disminución del colesterol LDL (70.2 ± 17.9 vs 64.9 ± 21.3mg / dL, p = 0.03) y niveles más bajos de triglicéridos en suero (125.8 ± 54.0 vs 108.2 ± 44.6mg / dL, p = 0.006). Además, encontramos una disminución en los requerimientos de hierro (155.6 ± 148.2 vs 116.7 ± 110.8 mg, p = 0.029) y eritropoyetina (117.5 ± 84.2 vs 99.2 ± 74.5 mcg, p = 0.023).

CONCLUSIÓN: La implementación de programas de entrenamiento físico durante la HD puede mejorar el funcionamiento físico, la composición corporal y el perfil de lípidos y anemia. Los programas de ejercicio supervisados ​​podrían incluirse como parte de la atención al paciente con HD para mejorar la capacidad física en estos pacientes.

Fuente:  Ther Apher Dial. 2019.

No Comments :

Deja un comentario :

* Your email address will not be published.

* Your email address will not be published.