Secuelas del coronavirus: recuperados, pero con pulmones dañados

Investigadores chinos han encontrado una especie de fibra lechosa transparente en los pulmones de algunos pacientes recuperados de COVID-19, lo que sugiere un daño permanente en los órganos.
Hay cifras esperanzadoras: más de 80.000 personas se han recuperado de la enfermedad pulmonar COVID-19, gracias a que la enfermedad solo tuvo un desarrollo leve o moderado en su caso y/o porque recibieron buena atención médica. Esta es una alta y bienvenida cifra, pero todavía hay relativamente poca información sobre su estado de salud después de que han superado la enfermedad.

Con gran alivio y alegría, algunos describen cómo han sobrevivido físicamente este tiempo, que ha sido psicológicamente muy estresante: la curación de los síntomas, la incertidumbre, la agotadora fase de aislamiento. Están felices de ser ahora inmunes al SARS-CoV-2 después de haber sobrevivido a la enfermedad.

¿Completa recuperación?

En los próximos meses, las investigaciones mostrarán si hay algún caso aislado de efectos tardíos permanentes en pacientes recuperados de COVID-19. El foco está principalmente en los pulmones. Dado que el nuevo patógeno CoV-2 del SRAS ataca principalmente las vías respiratorias inferiores, las personas infectadas con un curso moderado o grave de la enfermedad tienen tos seca, dificultad para respirar y/o neumonía.

Médicos de Hong Kong han descubierto una reducción de la función pulmonar y una persistente disnea en algunos pacientes de coronavirus, a pesar de haber superado la infección viral. Aunque sólo han podido examinar un grupo comparativamente pequeño, hay indicios iniciales de posibles efectos tardíos.


«En algunos pacientes, la función pulmonar podría disminuir entre un 20 y un 30 por ciento después de la recuperación», dice el médico Owen Tsang Tak-yin, director del Centro de Enfermedades Infecciosas del Hospital Princesa Margarita de Hong Kong. «Jadean cuando van un poco más rápido», agregó el galeno. La tomografía de algunos pacientes muestra una especie de neblina lechosa y vidriosa en los pulmones, lo que sugiere un daño en los órganos.

Los hallazgos de Hong Kong confirman las primeras investigaciones de Wuhan a principios de febrero de 2020. En un estudio, los científicos del Hospital Zhongnam de la Universidad de Wuhan analizaron 140 escáneres de pulmón de pacientes con coronavirus y encontraron una nube de aspecto lechoso y transparente en los pulmones de todos ellos.

Sospecha de fibrosis pulmonar

Las investigaciones posteriores de los pacientes recuperados de COVID-19 deben ahora mostrar si han desarrollado fibrosis pulmonar en la que el tejido conectivo del pulmón se inflama. Esto lleva a una proliferación patológica del tejido conector entre los alvéolos y los vasos sanguíneos que los rodean.

Esto dificulta que el oxígeno llegue a los vasos sanguíneos, endurece los pulmones y hace que la respiración sea superficial y rápida. Los trastornos respiratorios, la falta de aliento y la tos seca de pecho son las consecuencias, el rendimiento físico disminuye, incluso las actividades cotidianas se vuelven difíciles.

Si se detecta a tiempo, la fibrosis pulmonar puede ser frenada

La fibrosis pulmonar es incurable, porque las cicatrices en el tejido pulmonar no desaparecen. Pero la progresión de la fibrosis pulmonar puede retrasarse y a veces incluso detenerse, si se detecta a tiempo.

¿Logran la inmunidad los pacientes recuperados de COVID-19?

La mayoría de los expertos están convencidos de que los pacientes COVID-19 recuperados quedan inmunes al nuevo virus una vez superada la enfermedad. Después de todo, el propio sistema inmunológico ha producido exactamente esos anticuerpos durante la infección que hacen al patógeno inofensivo.

Lo mismo aplica a los que tuvieron un desarrollo leve de la enfermedad y en los que sólo se observaron pocos o tal vez ningún síntoma. Sin embargo, su sistema inmunológico reaccionó al patógeno y produjo los anticuerpos correspondientes. Por lo tanto, es muy poco probable que se vuelva a producir una infección por el nuevo coronavirus.

Noticia recomendada por Koyi Sato. AMLAR-RES Paraguay

Fuente: China Zhangzhou | Coronavirus | CT-Bild von Lunge

6 Comments :

  1. raul

    Hola, muy acertada la explicación durante que el paciente esta con la enfermedad, lo que me preocupa es, como queda el organismo después de la enfermedad, soy un paciente recuperado del covid19, pero desde que salí del hospital mi recuperación lo termine en casa por casi un mes y medio, ningún medico me hizo seguimiento y no se en que situación se encuentran mis pulmones


  2. Rogelio López

    Es vital que vayas con un Neumólogo. Yo soy convaleciente de COVID también. El Neumólogo debe indicarte medicamento, ejercicios y cuidados para minimizar el daño que puedas tener. Saludos.


  3. Maria

    También me dio Covid. Pero, los pulmones me quedaron con una leve inflamación y algo de disnea (dificultad para respirar). Es posible, ¿una recuperación?, o inmediatamente, ¿se da paso siempre a la fibrosis pulmonar?, es mi duda
    saludos


  4. Yo tuve covid pero leve, pero ahora me duele un poco la espalda, podría decir que por momentos me fastidia nomas, pero respiro bien y no tengo problema con eso, nose a que se deba.


  5. Carlos

    Hoy cumplo 30 días des pues de haberme dado el covid-19 fue terrible , estoy guardando descanso tengo esa sensación de falta de aire , el medico me recomendó un mes mas de descanso y luego una tomografía.


  6. MARIA MARTINA MACIAS HERNANDEZ

    Yo me estoy recuperando del coby mis sintomas fueron muy leves lo unico que me quedado es que siento mareaos y cansancio esto durara tienpo


Agregar una respuesta :

* Your email address will not be published.

* Your email address will not be published.