Rehabilitación después de la enfermedad crítica en pacientes con infección por COVID-19

Autores: Robert Simpson y Larry Robinson.

Hoy en día nos enfrentamos a la pandemia por coronavirus, situación que ha generado mucha presión en los sistemas de salud en los diferentes países, donde la condición clínica de los pacientes se vuelve incierta dependiendo de los factores de riesgo con que cada uno cuenta. De los pacientes que requieren hospitalización, alrededor del 20.3% requieren manejo en la unidad de cuidados intensivos. La enfermedad crítica de cualquier causa presenta grandes secuelas a largo plazo, caracterizado como “Síndrome post- UCI”, en el que los pacientes presentan numerosas deficiencias funcionales en el ámbito biopsicosocial.  Como consecuencia, en las semanas o meses siguientes a la etapa aguda, un considerable numero de personas sobrevivientes a la enfermedad requerirán rehabilitación para la atención de las secuelas y prevención de discapacidad a largo plazo. 

La OMS recomienda que la rehabilitación sea un componente central de la atención centrada en el paciente para responder a los desastres sanitarios. Actualmente se cuenta con evidencia que sugiere el inicio temprano de la rehabilitación por un equipo multidisciplinario, incluso desde UCI, bajo objetivos especifícos y medidas de protección estrechas. Programas de rehabilitación deben implementarse en el paciente hospitalizado para optimizar el estado funcional antes del alta y favorecer la reintegración a la comunidad.  El seguimiento posterior a la hospitalización permitirá plantear nuevos objetivos con el paciente la facilidad de involucrar a la familia.

De acuerdo a la situación actual, se requiere de enfoques innovadores para proporcionar rehabilitación durante la pandemia, por ejemplo, rehabilitación virtual. Además, la implementación de prehabilitación con el fin de optimizar la salud y estado físico de las personas, resultaría benéfico para la población en general. Si bien no se cuenta con evidencia suficiente para apoyar la prehabilitación en el contexto de COVID-19, parece probable que buenas medidas generales de salud, como dejar de fumar, ejercicio regular, buena nutrición y reducción del estrés, otorguen beneficios a largo plazo a las población en general, particularmente a aquellas con afecciones preexistentes. 

Sabemos que nos enfrentamos a una enfermedad nueva, sin embargo, los médicos rehabilitadores tratan de forma rutinaria pacientes que experimentan alteraciones funcionales como resultado de una enfermedad crítica o por el síndrome de dificultad respiratoria aguda.Así mismo, por medio de la prehabilitación, el profesional de rehabilitación podría desempeñar un papel importante de Salud Pública, en la educación de los pacientes y las familias mediante la provisión de recomendaciones personalizadas basadas en evidencia.

Publicado en American Journal of Physical Medicine & Rehabilitation Junio 2020.

Link: https://journals.lww.com/ajpmr/Abstract/2020/06000/Rehabilitation_After_Critical_Illness_in_People.5.aspx

DOI:doi: 10.1097/PHM.0000000000001443

Realizado por : Kenia Cruz Bastida referente Amlares México.

No Comments :

Deja un comentario :

* Your email address will not be published.

* Your email address will not be published.