"COVID-19: Las prioridades olvidadas de la pandemia"

Debido a la pandemia por COVID-19, los esfuerzos a nivel internacional han estado enfocados en evitar la propagación del virus y tratar de empoderar los distintos sistemas de salud en el tiempo posible para cada realidad nacional; lo que se traduce principalmente en limitar nuestras actividades comunes y en restringir nuestra participación social, en bien común de las sociedades. Sin embargo, este grupo de investigadores trae a luz algunos aspectos olvidados e importantes a tomar en cuenta respecto de las poblaciones vulnerables.

Se hacen apuntes relevantes acerca del distanciamiento “social” y la posibilidad de generar y propagar información errónea con las consecuencias sobre el bienestar psicológico de estas poblaciones vulnerables; del miedo que surge del exceso o falta de fiabilidad de la información sobre la enfermedad y su relación con un comportamiento errático, la aparición de trastornos psiquiátricos e incluso el aumento de tasas de suicidio; las poblaciones indígenas viven en países de bajos recursos económicos y de contraste social, y por lo demás, están marginados, y tienen acceso limitado a los servicios de atención médica, aparte de la idiosincracia sobre el bienestar y la salud que también pueden influir en la forma en que buscan atención médica y asistencia social; la situación de los migrantes y/o refugiados se manifiesta por la carencia de vivienda adecuada, atención médica y apoyo social; los ancianos, que son el principal grupo objetivo de la mayoría de las políticas de distanciamiento social debido al alto riesgo de presentar complicaciones por COVID-19, necesitan un apoyo psicosocial más fuerte, porque muchos viven en aislamiento permanente y no tienen redes sociales; las personas con trastornos psiquiátricos enfrentan situaciones similares porque las políticas de distanciamiento social pueden empeorar sus síntomas.
La mayoría de estos países de bajos recursos tienen sistemas de salud y condiciones socioeconómicas más débiles que pueden exacerbar las consecuencias de la pandemia y aumentar las desigualdades sociales y de salud.

Por otro lado, resaltan que la producción de evidencia científica lleva tiempo, pero deben tomarse medidas preventivas antes de que la ciencia pueda dar las respuestas. Esto plantea desafíos para los sistemas de salud ya que la información científica disponible está basada ​​u orientada hacia las normas y valores típicos europeos y norteamericanos.

Por último, rescatan que para la provisión de servicios especializados, los sistemas de salud deben explorar el uso de la Telemedicina para proteger a los profesionales de la salud, mejorar la prestación de sus servicios y garantizar el acceso a Internet y otros medios de comunicación por parte de las poblaciones vulnerables. Sin lugar a dudas, un artículo a tomar bastante en cuenta.

Fuente: Mesa Vieira, C., Franco, OH, Gómez Restrepo, C., y Abel, T. (2020). COVID-19: Las prioridades olvidadas de la pandemia. Maturitas , 136 , 38–41. 
https://doi.org/10.1016/j.maturitas.2020.04.004

No Comments :

Deja un comentario :

* Your email address will not be published.

* Your email address will not be published.