Efectividad de la hidroterapia en balance y fortaleza de rodilla parética en pacientes luego de accidente cerebrovascular

Autores: Choong Sik Chae, Ji Hyun Jun, Sun Im, Yongjun Jang, Geun-Young Park

Trasfondo

Los accidentes cerebrovasculares son una causa común de discapacidad y muerte mientras que los sobrevivientes viven el resto de sus vidas con déficits físicos y problemas de ambulación. Distintas estrategias de ejercicios han sido estudiadas que han demostrado que una mejoría en balance aumenta la calidad de vida significativamente. La hidroterapia podría ser una alternativa excelente en esta población ya que por el efecto de boya, así como las propiedades termodinámicas ayudan a aumentar la capacidad cardiopulmonar y el rendimiento a través del principio de aumento metabólico. Se han publicado trabajos reflejando la ganancia funcional dentro de la población de fallo cardíaco y post quirúrgicos, sin embargo los estudios en accidentes cerebrovasculares no han resultado contundente. Es por eso que los autores deciden realizar un meta-análisis para poder determinar el efecto de la hidroterapia en balance y fuerza de la extremidad afectada y cómo esto se traduce a mejoría en ambulación y actividades del diario. 

Métodos

Un meta-análisis que consistió en 11 estudios clínicos randomizados con un total de 325 pacientes. Se evaluaron cerca de 11,000 estudios que fueron en su mayoría excluidos por no cumplir con los criterios de inclusión como el uso de hidroterapia, hemipléjicos luego de accidente cerebrovascular y que incluyeran resultados acerca ganancias en balance y movimiento.  La intervención de hidroterapia varió de 2-5 sesiones semanales de al menos 30 minutos cada una por un periodo de 2-8 meses.

Resultados

Los estudios incluyeron pacientes de entre 55-69 años, en su mayoría pacientes en etapa subaguda o crónica. Se observó una diferencia significativa en los pacientes que recibieron hidroterapia en aumento en el balance, mayormente en pacientes en estadio crónico. Este beneficio no fue observado en pacientes en etapa subaguda. En la prueba de Timed Up & Go, se observó una mejoría significativa en pacientes que recibieron la hidroterapia; sin embargo no se vio una diferencia significativa en el torque que puede generar el paciente con pierna parética entre grupo control y experimental.

Discusión y conclusión

En comparación a un programa de ejercicio estándar sobre superficie, la hidroterapia parece aumentar el balance y fuerza en la extremidad afectada luego de un accidente cerebrovascular. El efecto no fue estadísticamente significativo en pacientes en etapa subaguda y se sugiere que la mayor ganancia funcional es  dentro de los primeros tres meses llegando a un máximo que comúnmente es identificado alrededor de un año luego del evento. Dentro de los primeros meses, la neuroplasticidad entra en juego y la mejoría podría no ser fácilmente identificada en la etapa subaguda. Ejercicios en agua se han demostrado ser efectivos en esta población ya que disminuye el efecto psicológico de miedo a caídas así como se ha demostrado que disminuye en general el riesgo de fracturas en esta población. Es por eso que la hidroterapia podría ser una alternativa para mejorar el balance y fuerza en pacientes luego de accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, más estudios deberían realizarse para aclarar el efecto en pacientes en etapas agudas y subagudas de una manera cuantitativa y en un estudio más robusto.

Fuente: AJPMR Mayo 2020

Artículo recomendado por el Dr. Christian López AMLAR-Res Puerto Rico.

No Comments :

Deja un comentario :

* Your email address will not be published.

* Your email address will not be published.