Utilidad del tratamiento con infiltraciones ecoguiadas de toxina botulínica A en el desequilibrio muscular de niños con parálisis obstétrica del plexo braquial. Descripción del procedimiento y protocolo de actuación

Autores: García Ron, R. Gallardob y B. Huete Hernani

La toxina botulínica A (TB-A) ha mostrado eficacia y seguridad en el tratamiento del disbalance muscular, co-contracciones, y las contracturas musculares. Se considera podría ser utilizada en los pacientes pediátricos con plexopatía braquial obstétrica (PBO), pues debilita los músculos antagonistas sanos, con el objetivo de equilibrar las fuerzas y buscar la mejoría funcional, facilitando de este modo el desarrollo de un adecuado patrón de movimiento mientras se produce la reinervación (si es posible).

Este es un estudio prospectivo, descriptivo, no aleatorizado y abierto, desarrollado entre enero 2010 y diciembre 2014.

Criterios de Inclusión:

Se incluyeron a pacientes con una PBO moderada-grave con mínima mejoría con terapias físicas, paciente con recuperación de la contracción del bíceps a los 6-9 meses de vida, pacientes con desequilibrio de fuerzas entre los músculos del hombro, codo, antebrazo o muñeca que condicionaran patrones de movimiento y/o posturas anómalas , la co-contracción bíceps-tríceps, contracturas articulares (flexo de codo) en el miembro superior afectado, y que en caso de los padres, aceptaran el compromiso de mantener la fisioterapia y la terapia ocupacional antes y después de las infiltraciones conTB-A.

Resultados:

De 14,133 recién nacidos el estudio cuenta con 15 pacientes con PBO, de los cuales 9 casos mostraron una evolución favorable y espontánea, y 6 pacientes con PBO moderada – grave, con buena evolución con el uso de la TB-A.

Conclusión:

La TB-A consigue un bloqueo selectivo, temporal y reversible de la neurotransmisión colinérgica en la unión neuromuscular de los músculos antagonistas sanos, con lo cual se intenta compensar el desequilibro de fuerzas que genere la plexopatía como también evitar el desarrollo de patrones de aprendizaje motores patológicos y una posible reinervación aberrante.

DOI: https://doi.org/10.1016/j.nrl.2016.12.006

Editado por: Gudelia Quispe Barra, Residente de tercer año de Medicina Física y Rehabilitación –  instituto boliviano de rehabilitación – Bolivia

Residente de Medicina Física y Rehabilitación , Tercer año, Universidad de La Sabana, Chía, Colombia. Referente AMLARres Colombia

No Comments :

Deja un comentario :

* Your email address will not be published.

* Your email address will not be published.